“Regeneración”: la legitimación de un sistema perverso y sus medios de manipulación.

¿Os acordáis cuando acusábamos a los mass media de ofrecer tertulias en las que sólo aparecían partidarios del bipartidismo? –Seguro que sí, como también de que habréis comprobado como ahora son muchas más las organizaciones presentes en dichos espacios.

Confieso que no veo prácticamente sus televisiones, pero hace un par de semanas vi unos minutos de un debate en el cual hablaban sobre la independencia de los medios. Rápidamente el presentador salió en defensa de su jefe, diciendo a los contertulios que gracias a su “espíritu profundamente democrático” podían estar todos ellos debatiendo allí con total libertad. Todos los presentes asintieron con la cabeza ante la bondad del jefe supremo.

malcom¿Será que aquellos que durante años se han dedicado a manipularnos se arrepienten ahora y dan espacio a la alternativa contraria a sus intereses de clase?– La respuesta es no. Lo que hay en el fondo de todo esto es una crisis del sistema económico y por extensión de sus regímenes políticos así como del entramado mediático al servicio del poder económico. Ante una crisis económica que supone el empeoramiento –progresivo e imparable- de las condiciones de vida de la clase obrera, no es muy difícil imaginar posibles respuestas. Ante esa posibilidad y el cuestionamiento de sus instituciones y sus medios de manipulación, necesitan una “regeneración”, un cambio de imagen, un lavado de cara… pero en el fondo el mismo sistema perverso.

Durante años se han dedicado a dos cosas principalmente: a acabar con las conquistas sociales reconocidas en la Constitución o en distintas leyes (o a dejarlas en papel mojado) y a eliminar la verdadera oposición a su poder. De ahí, que hablar de proceso constituyente sin garantizar la correlación de fuerzas suficiente para mantener -como mínimo- lo poco que nos queda, sea un grave error. Con la escasa fuerza que tenemos en la actualidad no seremos nosotros quienes hagamos el proceso constituyente sino ellos. Y dudo que ellos tengan piedad ante nuestra manifiesta debilidad. Si de verdad aspiramos al socialismo, debemos ser más prudentes.

En cuanto a su lucha contra las fuerzas políticas y sindicales obreras -lo único que les preocupa- cobran especialmente importancia los mass media. Estos, que a pesar de que conservan un inmenso poder alienante, empiezan a mostrar menor credibilidad para las masas. Su lavado de imagen se ha basado en mostrar una aparente pluralidad en los platós e incluso en promocionar líderes “jóvenes y regeneradores” o formaciones políticas con discurso radical pero peligrosamente ambiguo.

El plan regenerador de imagen sigue su curso. Nos muestran modas de manera que para entrar en el juego de la modernidad han de ser aceptadas como norma si no queremos ser unos anticuados o anquilosados. Nos imponen eso de las primarias, incluso a quienes tenemos sistemas de elección de candidatos posiblemente más democráticos. Y digo más democráticos porque ante unas primarias, los medios de manipulación le regalan muchísimos más minutos a determinados candidatos para asegurar su victoria. Y esto, amigos, es como mínimo sospechoso. No es que desconfíe de esos candidatos sino del enemigo de clase que trata de eliminarnos o en su defecto, de reducirnos a lo más inofensivo posible. Nos dicen con quién, cuándo, dónde y con quién organizarnos.

Debemos impedir que el enemigo dirija nuestra lucha.

Advertisements

El movimiento de los coches de choque

El movimiento de los coches de choque

-El problema es que la gente no se mueve. ¡Debemos movernos!

-¿Hacia dónde?

He aquí la cuestión.

 

14Aunque durante los últimos años han tenido lugar diferentes movimientos, podemos afirmar que hasta la fecha continúan dispersos y aislados.

Una de las causas radica en que la mayoría han surgido como respuesta ante los constantes ataques del capital y se han limitado a lo concreto y lo inmediato, sin analizar el problema en su contexto y sin expectativas a largo plazo, pues lo urgente es el presente. Podríamos decir que el fondo damos respuestas a los ataques y no al atacante.

Lo cierto es que corremos el peligro de querer llegar a la playa con un coche de choque: por muchas horas que dediquemos a circular en él, nunca llegaremos a nuestro destino si no salimos de la pista.

Debemos aceptar que así no llegamos a ningún lugar y que al final sólo conseguimos mareamos, desperdiciar recursos y darnos hostias (entre nosotros). ¡Y lo que nos hemos reido…! (como diría Gila). Algunos incluso se lo pasan bien demostrando lo buenos y astutos que son al volante, aunque sólo sirvan para eso (o eso creen).

Es por eso que ha llegado el momento en que alguien diga que es necesario salir de la pista de coches de choque. Después, habrá quien irá andando, en bici o en coche pero lo que es seguro es que nos encontraremos por los caminos si en verdad nuestro destino es el mismo.

Mientras tanto, el capital y sus medios de comunicación nos quieren hacer pensar que con el coche de choque llegaremos.

¡Y algunos caen…!

Les formigues tenien set

Les formigues tenien molta set. El seu objectiu per tant, era arribar a un riu on poder beure doncs tantes hores de treball les havia deixat seques.

El cas és que ja portaven molt de temps buscant l’aigua car havien estat guiades per unes ratetes que jugaven a enganyar-les. Aquestes les portaven a llocs sense aigua o en ocasions davant del seu enemic antagònic, l’ós formiguer. Però les rates eren llestes i no solien dirigir directament a les formigues. Tenien a la seua disposició a uns llors que repetien les seues directrius en forma d’eslògan (sense saber què deien, clar).

formiga rojaUn bon dia, unes quantes formigues -fartes de patir set- es varen adonar que els llors i les rates les marejaven de tal manera que mai arribarien a trobar l’aigua. És més, en el fons beneficiaven –voluntàriament o no- a l’ós formiguer. Fou aquest el motiu pel qual aquest grup de formigues va decidir buscar l’aigua per sí mateix. Començaren a organitzar l’expedició de manera intel·ligent sense voler deixar a les seues companyes a mercè de les rates i dels llors.

Les rates, que temien quedar-se sense feina, decidiren encetar una campanya de difamació contra el grup de les formigues roges (com elles s’anomenaven). Els llors no paraven de repetir una i altra vegada: “les formigues roges estan boges!” o “les roges formigues no són noves sinó antigues”, dos eslògans molt apegalosos que donaven bons resultats calant el pensament de moltes formigues.

Curiosament, als mitjans de comunicació dels formiguers (propietat dels óssos més poderosos) apareixien unes formiguetes molt boniques que mitjançant un llenguatge exquisit animaven –sense dir-ho expressament- a seguir les directrius de les rates. Resistir-se als seus encants resultava molt difícil per a les masses de formiguetes treballadores.

Per la seua part, el govern dels óssos encetava una forta campanya contra les formigues roges mitjançant lleis repressives que pretenien acabar amb la lluita. No podien permetre que les formigues trobaren aigua, doncs sabien que si ho feien, deixarien de dependre del seu malèfic sistema que les convertia en esclaves.

No obstant això, les heroiques formigues roges no tenien por a res. S’organitzaven fraternalment i estudiaven la realitat entre iguals per tal de decidir quines actuacions dur a terme unitàriament per arribar al seu objectiu.

Encara que lentament, cada volta n’eren més i més, fins que un dia les masses de formigues arribaren a un gran riu.

Així fou com arribaren a ser invencibles i lliures.

Sobre la “Gran Coalición” PP-PSOE. El fascismo que viene

El candidato de los socialdemócratas europeos (entre ellos el PSOE), Martin Schulz, felicitaba hace pocos meses al Gobierno del PP por sus reformas. Recordemos además que el partido de Schulz es socio de gobierno de Merkel.

Bmd0UElCYAEDTtL¿Se imaginan un gobierno del PP y del PSOE? -Muchos pensarán que es imposible que gobiernen juntos, pero personajes como Felipe González, Rita Barberá , Zapatero o Cañete, entre otros, apuestan por una gran coalición PP- PSOE. Y es que los dueños de estos partidos/mafias (quienes pagan campañas electorales de más de 18 millones de euros), están exigiéndoles un gobierno de concentración.

¿Llegarán a hacerlo? – Lo cierto es que en Europa han coincidido en un 73% de las votaciones. Además, han sido capaces de cambiar juntos el artículo 135 de la Constitución para que el pago de la deuda (ilegítima) esté sobre nuestras necesidades básicas. También podríamos hablar de reformas laborales anti- obreras, del retraso de la edad de jubilación, de querer censurar las redes sociales, de regalar millones a los bancos o permitir los desahucios. Podemos asegurar que en los temas importantes van de la mano.

¿No hay diferencias entre ellos? -Sí. La principal diferencia en materia económica radica en qué lobby obtendrá más beneficios según gane PP o PSOE. El resto de diferencias son pura apariencia.

índexEntonces, ¿qué les lleva a exigir una gran coalición? -Pues que en vistas a una acentuación de la lucha de clases, deben unirse de manera más firme para defender sus intereses de clase. Ellos tienen claro que la clase obrera vamos a vivir cada vez en peores condiciones y entienden que deben prepararse para evitar sustos, tal y como hicieron mediante los fascismos de los años 30 en Europa. Como decía Bertolt Brecht, “no hay nada más parecido a un fascista que un burgués asustado”.

¿Serán capaces? – Lo han demostrado históricamente y lo siguen haciendo hoy en día en Ucrania. Allí apoyan al gobierno fascista surgido tras el golpe de Estado mientras criminalizan a los antifascistas. Por mucho que intenten ocultarlo, el PP y el PSOE son como mínimo cómplices.

Y esto, amigos y amigas, no es otra cosa que la lucha de clases.

El futuro está en nuestras manos: ¡organízate y lucha!

Sobre la “Gran Coalició” PP-PSOE. El feixisme que ve

Bmd0UElCYAEDTtLEl candidat dels socialdemòcrates europeus (entre ells el PSOE), Martin Schulz, felicitava fa pocs mesos al Govern del PP per les seues reformes. És més, cal recordar que el partit de Schulz es soci de govern de Merkel.

S’imagineu un govern del PP i del PSOE? –Molts pensaran que és impossible que governen junts, però personatges com Felipe González, Rita Barberá, Zapatero o Cañete, entre d’altres, aposten per una gran coalició PP-PSOE. I és què, els amos d’aquests partits/mafies (els que paguen campanyes electorals de més de 18 milions d’euros), estan exigint-los un govern de concentració.

Arribaran a fer-ho? -El fet és que en Europa han coincidit en un 73% de les votacions. A més, han sigut capaços de canviar junts l’article 135 de la Constitució per a que el pagament del deute (il·legítim) estiga sobre les nostres necessitats bàsiques. També podríem parlar de reformes laborals anti-obreres, de retràs de l’edat de jubilació, de voler censurar les xarxes socials, de regalar milions als bancs o de permetre els desnonaments. És a dir, en els temes importants van de la maneta.

No hi ha diferències entre ells? -Sí. La principal diferència en matèria econòmica radica en quin lobby trau més benefici segons guanye PP o PSOE. La resta de diferències és pura aparença.

índexAleshores, què els porta a exigir una gran coalició? -Doncs que en vistes a una accentuació de la lluita de classes, han d’unir-se de manera més ferma per defendre els seus interessos de classe. Ells tenen clar que la classe obrera anem a viure cada volta en pitjors condicions i entenen que s’han de preparar per evitar esglais, tal i com van fer mitjançant els feixismes dels anys 30 a Europa. Com deia Bertolt Brecht, “no hi ha res més paregut a un feixista que un burgés espantat”.

Seran capaços? -Ho han demostrat històricament i ho continuen fent avui en dia a Ucraïna, recolzant un govern feixista després d’un colp d’Estat i criminalitzant als antifeixistes. Per molt que ho intenten amagar, el PP i el PSOE són com a mínim còmplices.

I açò, amics i amigues, no és altra cosa que la lluita de classes.

El futur està en les nostres mans: organitza’t i lluita!

Tenen por

Bipartidismo JKALAvui he llegit al diari que “Zapatero culpa la Unió Europea del retard en l’eixida de la crisi”. Com si la cosa no anés amb ell i el seu partit. Hem de recordar que aquest home, sent president del govern, es va agenollar davant els “mercats” i va pactar amb el PP la reforma de l’article 135 de la Constitució.

El PP i el PSOE pactant?

Sí, i per això necessiten excuses. Vegem les més comunes:

1) “Hem de complir amb els mercats i amb la UE.”

2) “No es pot fer una altra cosa.”

Complir amb els mercats?

Supose que els votants del PP i del PSOE no entendran que els seus representants elegits democràticament governen per acontentar un grup de lladres a qui ningú ha votat mentre es carreguen els seus drets conquerits durant anys de lluites.

Qui pren les decisions a la UE per exigir els sacrificis?

Estic segur que molts votants del bipartidisme desconeixen que els seus partits -en aparença antagònics- han votat el mateix al Parlament Europeu durant aquesta legislatura en el 73% de les ocasions. Concretament van coincidir en un 68 % en matèria econòmica, el 81% en agricultura i un 66% en política exterior.

És a dir, tiren balons fora contínuament però en realitat són ells mateixos els qui apliquen eixes polítiques allà on estan, des del municipi més xicotet fins al Parlament Europeu, defensant els interessos del gran capital contraris al poble treballador.

No es pot fer una altra cosa ?

És clar que es pot, però tenen por que ho fem. Ells no ho faran perquè serveixen als interessos de classe capitalistes. Tenen pànic a un govern que plante cara al capital i que per exemple, nacionalitze la banca i els sectors estratègics o elimine les reformes laborals que ens han aplicat tots dos. En definitiva, els horroritza que en el futur hi haja un govern que siga l’expressió del poble treballador organitzat que acabe amb els seus miserables interessos.

Tienen miedo

Hoy he leído en el periódico que “Zapatero culpa a la Unión Europea del retraso en la salida de la crisis”. Como si la cosa no fuese con él y su partido. Debemos recordar que este hombre, siendo presidente del gobierno, se arrodilló ante los “mercados” y pactó junto al PP la reforma del artículo 135 de la Constitución.

¿El PP y el PSOE pactando?

Sí, y para ello necesitan excusas. Veamos las más comunes:

1)    “Tenemos que cumplir con los mercados y con la UE.”

2)    “No se puede hacer otra cosa.”

¿Cumplir con los mercados?

Supongo que los votantes del PP y del PSOE no entenderán que sus representantes elegidos democráticamente gobiernen para contentar a un grupo de ladrones a quienes nadie ha votado mientras se cargan sus derechos conquistados durante años de luchas.

¿Quién toma las decisiones en la UE para exigirnos los sacrificios?

Bipartidismo JKALEstoy seguro que muchos votantes del bipartidismo desconocen que sus partidos –en apariencia antagónicos- han votado lo mismo en el Parlamento Europeo durante esta legislatura en el 73% de las ocasiones. Concretamente coincidieron en un 68% en materia económica, 81% en agricultura y un 66% en política exterior.

Es decir, echan balones fuera continuamente pero en realidad son los mismos aplicando sus políticas allá donde están, desde el municipio más pequeño hasta el Parlamento Europeo, defendiendo los intereses del gran capital contrarios al pueblo trabajador.

¿No se puede hacer otra cosa?

Claro que se puede, pero tienen miedo a que lo hagamos. Ellos no lo harán porque sirven a los intereses de clase capitalistas. Tienen pánico a un gobierno que plante cara al capital y que por ejemplo, nacionalice la banca y los sectores estratégicos o elimine las reformas laborales que nos han aplicado ambos. En definitiva, les horroriza que en el futuro haya un gobierno que sea la expresión del pueblo trabajador organizado que acabe con sus miserables intereses.