Sobre la llibertat de premsa

Estem acostumats a que en la televisió, la radio o els periòdics s’acuse a altres països de no tindre llibertat de premsa. És per això que hauríem de preguntar-nos l’estat de la llibertat de premsa a Espanya.

El primer que hauríem de fer és conèixer la propietat d’aquests mitjans, que pot ser pública o privada.

Els Mitjans de titularitat pública

imagesdSón propietat de tots nosaltres i estan regulades per Llei. A pesar de les delimitacions legals, els governs aconsegueixen utilitzar-la en benefici del poder econòmic. Tenim per exemple RTVE, Televisió de Catalunya o Canal Sur, etc.

Tampoc podem parlar de mitjans públics sense comentar el fenòmen de l’externalització de serveis. La compra de programes a productores privades suposa un desviament de fons públics cap a butxaques privades. Tenim l’exemple de la gestió de RTVV, en la qual només han fet que enriquir a quatre amics mentre ens deixaven sense una televisió pública, de qualitat i en valencià. És per això que devem preguntar-nos qui es beneficia finalment d’aquesta forma d’utilitzar un mitjà públic: les grans empreses i els bancs que financen als partits com el PP i PSOE, qui sempre estan al seu servei.

Els mitjans de propietat privada

Pertanyen a multinacionals i bancs, grans fortunes espanyoles, grans empreses de la construcció i l’església catòlica.

  • Mediaset España controla Tele 5, Cuatro, FDF, Divinity, entre altres. Els principals accionistes són Mediaset Investimenti (41,552%), del cual és accionista majoritari Silvio Berlusconi; y Grup Prisa (17,336%).
  • A3Media controla Antena 3, La Sexta, Onda Cero, La Razón, Europa FM, entre d’altres. Els principals accionistes són el Grupo Planeta amb un 41,70% (propietat de la família Lara) i RTL Group amb un 19,17%. En quant GIA La Sexta S.A. té com a accionistes a personatges com Alicia Koplowitz (FCC), Rafael del Pino Calvo-Sotelo (Ferrovial) o un dels especuladors mundials més influents, Georges Soros.
  • Prisa: El País, El Huffington Post, La Ser, As, Los 40 Principales, Cadena Dial, així com l’editorial Santillana, entre d’altres. Al voltant del 40% de Prisa fou adquirida en 2012 per Liberty Acquisition Holdingsy Special Purpose Acquisition Corporations (SPAC), entre els que trobem Goldman Sachs, Morgan Stanley o Deutsche Bank. La família Polanco és qui més accions concentra (16,13%). També són accionistes de Prisa el Banco Santander, Caixabanc, Telefónica o l’home més ric del món, Carlos Slim.

 Quin producte venen al públic?

Podeu observar com un mateix grup accionarial controla mitjans aparentment diferents com La Sexta, Antena 3 o La Razón; Tele Cinco i Cuatro, o El País i el Huffington Post. Com és evident, cap propietari deixa que es publique res en contra dels seus interessos. Es tracta d’oferir una certa diversitat sempre dins d’un marge que no es pot sobrepassar.

33Si vos fixeu, totes les tertúlies televisives i radiofòniques estaven marcades -fins fa poc de temps- per un bipartidisme descarat en el que tan sols apareixien CIU i PNV de quan en quan. Ara tot ha canviat: hi ha debats a tota hora, inclús en Prime Time. La principal novetat és que hi ha més opcions al debat. Podem trobar inclús noves forces polítiques extraparlamentàries.

A pesar del que puga parèixer, tot segueix el guió establert encara que apareguen representants de forces antisistema. És per això que quan apareix un dels nostres, sempre està en minoria i ha de fer front als clixés i a comportaments irrespectuosos de la resta. Altra història són aquells que accepten els marges del sistema i de la neollengua.

Quin paper tenen els mitjans en les Primàries? Si nosaltres tenim un sistema tant democràtic o més que les primàries, per què hem d’acceptar el que venen els mitjans?- Perquè ells decanten la balança entre candidats de qualsevol partit cap a aquell que més li convé. Entre un candidat desconegut i un que apareix a la TV, difícilment guanyarà el primer. Aleshores, que un candidat aparega en TV i altre no, és de tot menys democràtic. A cas penseu que amb el que val un segon de TV van a regalar-lo així com així?

Podem tindre la classe treballadora un gran mitjà de comunicació lliure de les mentides capitalistes? -No. Aquesta és la llibertat de premsa que tenim. Per això hem de crear milers de publicacions com aquesta a cada poble, barri o ciutat. “Crear dos, tres… molts Mundo Obrero, eixa és la consigna.”

Advertisements

LOS MEDIOS DE MANIPULACIÓN Y EL ESCUADRÓN SUICIDA DE LA VIDA DE BRIAN

La publicidad está en todas partes: en los medios de comunicación, en las redes sociales, en las vallas publicitarias, etc. Nadie negará que es uno de los instrumentos más poderosos que existen. No obstante, para seguir hablando de este  instrumento debemos cuestionar para qué intereses y para quién sirve.

En un sistema económico de producción capitalista en el que existen esencialmente dos clases antagónicas, la clase dominante utiliza esta herramienta para dominar a la dominada mientras que ésta, para liberarse. Aunque esto sea evidente, muchos no lo ven así. En primer lugar, porque los principales medios de comunicación están en manos del capital y el pensamiento que difunden es hegemónico. En segundo lugar, porque el proletariado, al estar huérfano de medios propios queda a merced de los medios de sus antagónicos. Por tanto, si los oprimidos no disponemos de medios de comunicación liberadores, difícilmente nos liberaremos.

¿Qué hacer?

Existen dos opciones. La primera, ineludible, consiste en crear nuestros propios medios. Teniendo en cuenta que nuestros recursos son inmensamente menores que los del capital, tendremos que ser sumamente inteligentes para crear redes de información y contra-manipulación útiles.

La segunda opción, que parece estar de moda, pasaría por intentar apoderarse de los medios del enemigo de clase o como dicen algunos, “aprovecharse” de las oportunidades que nos brindan. Evidentemente, esto es inviable a no ser que los propietarios sean el “escuadrón suicida de La vida de Brian”. ¿Significa esto que no debemos aprovechar las invitaciones a los platós de televisión o negar una entrevista? –Por supuesto que no, pero deberíamos plantearnos por qué invitan a determinados compañeros ahora cuando nos han ignorado sistemáticamente durante años. ¿Se debe a que estos medios estaban perdiendo credibilidad y ahora buscan legitimarse con una cierta variedad? -A la vista está que han abierto el abanico a otros partidos más allá del bipartidismo. Incluso han puesto los debates políticos por las mañanas o en el prime-time del sábado. El caso es que abundan las tertulias y las “opciones”. Ante un empeoramiento de nuestras condiciones de vida, el capital ha optado por lanzar una amplia gama de opciones dentro de sus límites antes de que seamos nosotros quienes mostremos una alternativa real. Esto nos puede llevar a pensar que nosotros (o los elegidos) no seamos tan peligrosos para el sistema como pensamos.

escuadron suicidaY es que con lo que cuesta un segundo de TV, da que pensar cuando nos lo ceden. Con esto no quiero decir que esté en contra de que nuestros dirigentes acudan. Es más, me cabreo porque no aprovechen la ocasión para desmontarles el teatrillo. Aunque bien mirado, dejarían de llamarles.

A no ser, como he dicho antes, que los propietarios sean “el escuadrón suicida de La vida de Brian”. Algunos así lo creen.

¿Por qué ahora?

¿Por qué ahora?

El presentador de las noticias informa de un nuevo caso de corrupción. Sí, otro. ¿Se habrán vuelto locos los propietarios de los medios? Es difícil pensar que estos grandes capitalistas (y por ende corruptos), ignoraran dichos casos de corrupción. Al contrario, han sido parte imprescindible en el ocultamiento durante años. Ahora lo hacen público. ¿Por qué ahora? –He aquí la pregunta.

En la siguiente noticia vemos entrar en prisión a un político corrupto. ¿Se habrá vuelto justa la injusticia burguesa? –El caso es que las comisiones del 3%, aunque difíciles de probar, eran vox populi. Claro está que esto es tan habitual en el sistema capitalista como las 24 horas del día. Lo cierto es que ahora parece que funciona la justicia. Digo parece porque se han vuelto a olvidar del pez gordo, el corruptor. Aún así, muchos corruptos han caído, y me vuelvo a preguntar ¿Por qué ahora?

kalSiguiendo con el noticiario, aparece una encuesta en la que al bipartidismo le sale un “competidor”. ¡Algunos que pensaban que el bipartidismo sería eterno! Para bien o para mal –según para quién- este “competidor” ha gozado de horas y horas de televisión. Parece mentira: los medios que han silenciado o criminalizado a todo aquel que cuestionaba al bipartidismo y más si el cuestionado era el sistema, ahora ofrecen minutos gratis a quienes pretenden hacer saltar por los aires (sólo al bipartidismo, claro). ¿Por qué ahora?

Aparecen unas declaraciones en la siguiente noticia de un señor en una tertulia televisiva en la que han participado políticos de todo signo. ¡Incluso hay uno de un partido revolucionario! Estaban debatiendo en torno a qué modelo de primarias era más justo. Por supuesto nadie cuestionaba las primarias en sí. Es más, el tertuliano revolucionario es candidato en su organización. Una pena que sea el único aspirante con minutos en televisión y que no podamos ver al resto. ¿Se habrán vuelto plurales los debates televisivos hasta el punto de dar cancha a algún rojeras? ¿Por qué ahora?

 

Otras preguntas

¿Podemos llegar a pensar que los grandes capitales –propietarios de los medios de manipulación- ceden espacio a anticapitalistas por un mero criterio de audiencias? Es más ¿estamos seguros de que estos defienden posiciones revolucionarias en los platós? ¿De verdad somos tan ingenuos como para subestimar de esta manera a un enemigo tan poderoso?

Un banquer que roba. Menuda novetat!

extraExtra, extra!

“Els directius d’un banc han robat, han estafat i s’han gastat els duros en luxes, drogues i putes.”

Anem a vore. Encara hi ha qui s’estranya de que els alts càrrecs d’un banc roben? Si no saben fer altra cosa! Són un banc, xè! Què va a fer un banc que no siga robar?

És curiós com els mitjans de manipulació de masses ens “informen” -en petites entregues diàries- sobre allò que han ocultat durant anys. I més si es tracta d’una cosa tan evident com que un banc roba.

Amb aquestes notícies molts exigeixen justícia amb aquests lladres però esperen que algú honrat ocupe aquest càrrec. Sent molt tenir que dir-ho, però en aquest sistema és impossible doncs seria com demanar a un botxí que fera la seua feina.

Videntes, iluminados y mesías

-¡Cuidado!

-¿Qué pasa?

– ¡La moda se escapa!

-Uf, qué susto. Pensé que había un comunista…

 

 

 

En un programa radiofónico mostraban esta mañana cómo engañan los videntes a aquellas personas que confían ciegamente en ellos. Lo cierto es – como ha dicho el presentador- que estos estafadores dicen lo que sus víctimas quieren oír.

 

En política, aunque parezca imposible, nos acercamos cada vez más a este tipo de estafa. Los estafadores viven de decirnos lo que queremos oír. No obstante me pregunto si esta necesidad es solamente propia o inculcada por los ingentes medios de manipulación.

¿Por qué digo esto? – El otro día un compañero de trabajo me dijo que debían unirse “los partidos de izquierda” (así, en general) y además celebrar primarias.

Le respondí que yo no era partidario de “juntar por juntar” y menos con aquellos que atentan contra nuestros intereses de clase, pues prefiero que la unidad se forje en la práctica y no porque lo digan cuatro iluminados en los medios o en las redes sociales.

En cuanto a lo de las primarias le pregunté desde cuándo tenía esa preocupación y me respondió con una rotunda sinceridad: “desde que sale en la televisión”. Sobran las palabras. Por supuesto desconocía otros métodos de participación en la elección de candidaturas como las de mi organización.

 

Pues bien, parece ser que lo de las primarias más que una moda es una imposición. Debes renunciar a tu forma organizativa para ser moderno y no quedarte “atrás”. Lo dice la tele (palabra del señor).

Es curioso, eso de quedarnos “atrás” o en el siglo XIX ya nos lo dicen los enemigos de clase a los marxistas (y eso que su sistema es anterior). El caso es que lo de quedarnos atrás nos lo dicen ahora algunos que no son enemigos de clase (¿o sí?).

El problema no es que yo no quiera primarias, lo que no quiero es que a mi partido le impongan cómo organizarse y menos si está fomentado por los medios del capital. Lo único que pido es respeto a nuestra independencia y nuestras decisiones, como yo respeto a quien quiera hacer primarias o juntarse con quien quiera.

Hablando de siglas. Eso de “sumar” o eliminar siglas creando un totum revolutum, suele responder a la necesidad de unos vividores (que nunca han doblado la espalda en su vida) de apropiarse del trabajo diario de aquellas organizaciones que sí lo hacen en el día a día. Vamos, como los capitalistas.

photoEl caso es que hay algunos tan democráticos que si no les sigues en su rutina mesiánica te acusan de anticuado, anquilosado o caduco (como el sistema que ellos tratan de mantener). Es más, también nos llaman sectarios a pesar de estar allá donde un trabajador o una trabajadora tiene un problema; de estar presentes en la sociedad (sin filtros) y de pisar la calle (y los tajos). Es decir, nos acusan de lo que son ellos, un grupo de vividores que hacen de la política su modus vivendi y que al fin y al cabo sólo sirven a los intereses del poder económico.

Lo último de la moda es acusarnos de ser “patriotas de partido”. Teniendo en cuenta que un partido es un instrumento y que entendemos que mientras lo consideremos válido lo seguiremos utilizando, no entiendo esa preocupación por acabar con el nuestro coincidiendo con el sueño de todo capitalista.

Es por eso que animo a los videntes a que se dediquen a cuestiones más importantes en esta vida, como por ejemplo a buscar un trabajo, porque cualquier día se les acabará el chollo.

“Regeneración”: la legitimación de un sistema perverso y sus medios de manipulación.

¿Os acordáis cuando acusábamos a los mass media de ofrecer tertulias en las que sólo aparecían partidarios del bipartidismo? –Seguro que sí, como también de que habréis comprobado como ahora son muchas más las organizaciones presentes en dichos espacios.

Confieso que no veo prácticamente sus televisiones, pero hace un par de semanas vi unos minutos de un debate en el cual hablaban sobre la independencia de los medios. Rápidamente el presentador salió en defensa de su jefe, diciendo a los contertulios que gracias a su “espíritu profundamente democrático” podían estar todos ellos debatiendo allí con total libertad. Todos los presentes asintieron con la cabeza ante la bondad del jefe supremo.

malcom¿Será que aquellos que durante años se han dedicado a manipularnos se arrepienten ahora y dan espacio a la alternativa contraria a sus intereses de clase?– La respuesta es no. Lo que hay en el fondo de todo esto es una crisis del sistema económico y por extensión de sus regímenes políticos así como del entramado mediático al servicio del poder económico. Ante una crisis económica que supone el empeoramiento –progresivo e imparable- de las condiciones de vida de la clase obrera, no es muy difícil imaginar posibles respuestas. Ante esa posibilidad y el cuestionamiento de sus instituciones y sus medios de manipulación, necesitan una “regeneración”, un cambio de imagen, un lavado de cara… pero en el fondo el mismo sistema perverso.

Durante años se han dedicado a dos cosas principalmente: a acabar con las conquistas sociales reconocidas en la Constitución o en distintas leyes (o a dejarlas en papel mojado) y a eliminar la verdadera oposición a su poder. De ahí, que hablar de proceso constituyente sin garantizar la correlación de fuerzas suficiente para mantener -como mínimo- lo poco que nos queda, sea un grave error. Con la escasa fuerza que tenemos en la actualidad no seremos nosotros quienes hagamos el proceso constituyente sino ellos. Y dudo que ellos tengan piedad ante nuestra manifiesta debilidad. Si de verdad aspiramos al socialismo, debemos ser más prudentes.

En cuanto a su lucha contra las fuerzas políticas y sindicales obreras -lo único que les preocupa- cobran especialmente importancia los mass media. Estos, que a pesar de que conservan un inmenso poder alienante, empiezan a mostrar menor credibilidad para las masas. Su lavado de imagen se ha basado en mostrar una aparente pluralidad en los platós e incluso en promocionar líderes “jóvenes y regeneradores” o formaciones políticas con discurso radical pero peligrosamente ambiguo.

El plan regenerador de imagen sigue su curso. Nos muestran modas de manera que para entrar en el juego de la modernidad han de ser aceptadas como norma si no queremos ser unos anticuados o anquilosados. Nos imponen eso de las primarias, incluso a quienes tenemos sistemas de elección de candidatos posiblemente más democráticos. Y digo más democráticos porque ante unas primarias, los medios de manipulación le regalan muchísimos más minutos a determinados candidatos para asegurar su victoria. Y esto, amigos, es como mínimo sospechoso. No es que desconfíe de esos candidatos sino del enemigo de clase que trata de eliminarnos o en su defecto, de reducirnos a lo más inofensivo posible. Nos dicen con quién, cuándo, dónde y con quién organizarnos.

Debemos impedir que el enemigo dirija nuestra lucha.

El movimiento de los coches de choque

El movimiento de los coches de choque

-El problema es que la gente no se mueve. ¡Debemos movernos!

-¿Hacia dónde?

He aquí la cuestión.

 

14Aunque durante los últimos años han tenido lugar diferentes movimientos, podemos afirmar que hasta la fecha continúan dispersos y aislados.

Una de las causas radica en que la mayoría han surgido como respuesta ante los constantes ataques del capital y se han limitado a lo concreto y lo inmediato, sin analizar el problema en su contexto y sin expectativas a largo plazo, pues lo urgente es el presente. Podríamos decir que el fondo damos respuestas a los ataques y no al atacante.

Lo cierto es que corremos el peligro de querer llegar a la playa con un coche de choque: por muchas horas que dediquemos a circular en él, nunca llegaremos a nuestro destino si no salimos de la pista.

Debemos aceptar que así no llegamos a ningún lugar y que al final sólo conseguimos mareamos, desperdiciar recursos y darnos hostias (entre nosotros). ¡Y lo que nos hemos reido…! (como diría Gila). Algunos incluso se lo pasan bien demostrando lo buenos y astutos que son al volante, aunque sólo sirvan para eso (o eso creen).

Es por eso que ha llegado el momento en que alguien diga que es necesario salir de la pista de coches de choque. Después, habrá quien irá andando, en bici o en coche pero lo que es seguro es que nos encontraremos por los caminos si en verdad nuestro destino es el mismo.

Mientras tanto, el capital y sus medios de comunicación nos quieren hacer pensar que con el coche de choque llegaremos.

¡Y algunos caen…!