¿Por qué ahora?

¿Por qué ahora?

El presentador de las noticias informa de un nuevo caso de corrupción. Sí, otro. ¿Se habrán vuelto locos los propietarios de los medios? Es difícil pensar que estos grandes capitalistas (y por ende corruptos), ignoraran dichos casos de corrupción. Al contrario, han sido parte imprescindible en el ocultamiento durante años. Ahora lo hacen público. ¿Por qué ahora? –He aquí la pregunta.

En la siguiente noticia vemos entrar en prisión a un político corrupto. ¿Se habrá vuelto justa la injusticia burguesa? –El caso es que las comisiones del 3%, aunque difíciles de probar, eran vox populi. Claro está que esto es tan habitual en el sistema capitalista como las 24 horas del día. Lo cierto es que ahora parece que funciona la justicia. Digo parece porque se han vuelto a olvidar del pez gordo, el corruptor. Aún así, muchos corruptos han caído, y me vuelvo a preguntar ¿Por qué ahora?

kalSiguiendo con el noticiario, aparece una encuesta en la que al bipartidismo le sale un “competidor”. ¡Algunos que pensaban que el bipartidismo sería eterno! Para bien o para mal –según para quién- este “competidor” ha gozado de horas y horas de televisión. Parece mentira: los medios que han silenciado o criminalizado a todo aquel que cuestionaba al bipartidismo y más si el cuestionado era el sistema, ahora ofrecen minutos gratis a quienes pretenden hacer saltar por los aires (sólo al bipartidismo, claro). ¿Por qué ahora?

Aparecen unas declaraciones en la siguiente noticia de un señor en una tertulia televisiva en la que han participado políticos de todo signo. ¡Incluso hay uno de un partido revolucionario! Estaban debatiendo en torno a qué modelo de primarias era más justo. Por supuesto nadie cuestionaba las primarias en sí. Es más, el tertuliano revolucionario es candidato en su organización. Una pena que sea el único aspirante con minutos en televisión y que no podamos ver al resto. ¿Se habrán vuelto plurales los debates televisivos hasta el punto de dar cancha a algún rojeras? ¿Por qué ahora?

 

Otras preguntas

¿Podemos llegar a pensar que los grandes capitales –propietarios de los medios de manipulación- ceden espacio a anticapitalistas por un mero criterio de audiencias? Es más ¿estamos seguros de que estos defienden posiciones revolucionarias en los platós? ¿De verdad somos tan ingenuos como para subestimar de esta manera a un enemigo tan poderoso?

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s