Historias de un obrero liberal (I)

3bfe5ce88f11584c5756a64984b350e8Trabaja el día de la huelga porque no se lo puede permitir económicamente pero se gasta 80 euros en la cena de empresa.

Dice que la culpa es de la “clase política”. Ignora que existen políticos de distinta clase: los políticos obreros y los políticos capitalistas. Quienes nos gobiernan son los segundos, al servicio de los grandes capitalistas, que són los principales culpables y que gracias a conceptos como el de “clase política” se sale de rositas.

En las conversaciones de bar siempre acaba gritando “corruptos y ladrones a la cárcel”. Eso sí, Messí ni en broma. Debe ser un error.

Suele decir que el capitalismo no es un mal sistema, que lo que falla son sus actuales gestores. ¿No es un mal sistema aquel que se basa en el beneficio de una minoría a cambio de la miseria para la mayoría?

Siempre acaba diciendo: “por mucho que luchemos no conseguiremos nada”. Vaya, con este pensamiento seguiríamos guiados por un látigo en la Antiguedad. No obstante, si no luchamos, pronto se recuperará el derecho de pernada. A este paso, no se puede descartar nada.

Le preocupa que el fichaje del Barça cueste 5 millones más de lo que decían el verano pasado. No le importa que los clubes de futbol deban 750 millones de EUROS a hacienda.

Afirma que el capitalismo es bueno y capaz de repartir la riqueza. ¿Cómo va a ser bueno un sistema que se basa en el robo? ¿cómo va a repartir bien la riqueza un sistema basado en la acumulación de riqueza?

Argumenta que no sirve de nada hacer huelga. Estaría bien que esta persona viviese por un día sin las conquistas sociales que se han conseguido mediante huelgas.

Le han bajado el sueldo un 20% y no llega a fin de mes. Se alegra cuando dicen en la TV que Amancio Ortega ya es el tercer hombre más rico del planeta.

Odia a los sindicatos porque junto con los partidos políticos y los coches oficiales son la culpa de la crisis. Aspira a convertirse en Juan Roig o Emilio Botín. Admira a Juan Rosell.

Se queja (en voz baja) porque la empresa le paga cada vez menos pero entiende que hay que hacer sacrificios: “hay que ser competitivos” y “esto lo arreglamos entre todos”.

Piensa que los escraches son violentos. Echar de su casa a una familia debe seguir el lema “Paz y amor”.

“El comunismo siempre ha fracasado”. Claro, por eso los soviéticos transformaron un país atrasado en una potencia mundial (estando a la cabeza en derechos laborales). Vencer al ejército Nazi y mantener a ralla al capitalismo durante décadas, debe ser imperdonable. Claro…

Si le cuestionan sus pensamientos responde automáticamente: “Vete a Cuba o a Korea del Norte”.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s