Señor, sálvame

Resulta muy interesante que los medios que siempre han santificado al bipartidismo, ataquen ahora no sólo a estos partidos que han gobernado  sino a todo el resto de partidos. El trato hacia los partidos obreros resulta aun más esclarecedor: antes los ninguneaban y ahora les otorgan un papel principal a la hora de recibir las hostias. Además son capaces de asegurar que en los partidos (todos) no hay debate y sólo se sigue al líder. Claro, en sus partidos burgueses debe ser la tónica pero lo que es seguro es que no han pisado un partido obrero en su vida. El tema es que les gusta meter a todos en el mismo saco no vaya a ser que a los trabajadores/as les dé por organizarse.

603683_152535538262020_1890287647_n

“Regeneración de la clase política para salir de la crisis”. Primero, se trata de una crisis estructural del sistema de producción capitalista. El sistema político es un producto de la lucha de clases y no el causante de la crisis. Segundo, no se trata de una clase como tal pues existen políticos de distinta clase y por tanto con distintos intereses. Algo muy básico.

¿Hay que tener políticos honrados y que gestionen bien lo público? – por supuesto. ¿Simplemente con eso se solucionaría la crisis? –no. Los medios nos hacen pensar que quienes gobiernan son unos burros gestionando lo público. Esconden que son todo lo contrario, son gente formada y preparada para que todo lo público (todos nuestros derechos y conquistas) vayan a parar beneficiosamente a la clase social que tiene los medios de producción. Aunque fuese un buen gestor y no se hubiese llevado sobres, Rajoy, seguiría trabajando en beneficio de la alta burguesía.

También es muy curioso cómo nos dicen que tenemos que recuperar nuestros derechos pero no dan ni una muestra de cómo se consiguieron. Quieren que ignoremos que esto es la lucha de clases y que pensemos que aquí todo se consiguió gracias a la concordia y al diálogo durante la “transición”. Nada de organización y lucha obrera. Todo cayó del cielo. Las huelgas, las luchas jornaleras o mineras, la represión, las palizas, las cárceles y las muertes están mejor en el olvido.

Entonces, ¿Habrá que regenerar la “clase” periodística? –No, simplemente tendremos que distinguir a los periodistas de clase. 

BJQJ4V5CUAAG8SF
“La última cena socialdemócrata” @JuanRosell_
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s