Manifestación: paseo o camino.

manifestacionLa situación de millones de personas es cada día más dramática. Además existe un ritmo  frenético y estresante que deja poco espacio para la reflexión y el análisis crítico. Así que es difícil determinar hacía dónde se dirigirán los movimientos contestatarios. Lo que está claro es que la mayoría silenciosa en la que dicen legitimarse aquellos quienes ostentan el poder va perdiendo adeptos en favor de movimientos como las “mareas” e “indignados” entre otros.

Es innegable que se trata de un gran paso. No obstante, ahora toca preguntarse de dónde provienen y hacia dónde se dirigen estos movimientos, saber qué objetivo persiguen y cómo esperan conseguirlo.

Semanalmente tenemos varias manifestaciones que empiezan a ser demasiadas y acabarán cansando hasta el más voluntarioso. Sobre todo, porque manifestarse e irse a  casa después me resulta un paseo. Incluso hay manifestaciones con motivo de la efeméride de una manifestación anterior. No sé si será influencia de Kafka, de los Monty Python o de la iglesia católica, pero así no hacemos nada.

Son necesarias las manifestaciones pero deben estar encaminadas hacia la lucha organizada, y por tanto no deben caer en la rutina del paseo diario. De la misma manera, son necesarias las asambleas y los debates orgánicos siempre que tengan un sentido práctico con la correspondiente aplicación en la calle. Y cuando hablo de calle no me refiero  a la calle Colón o la Plaza Sant Agustí, me refiero a las fábricas y al campo, que muchos parecen olvidar. Ahí debemos estar.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s