Demasiado bonito

Eran las siete de la mañana y no sé por qué, hoy he puesto las noticias matinales. Sí, esas que se repiten durante varias horas (y días, semanas, meses…).

Pero hoy, me he encontrado con unas imágenes que me han quitado el sueño de golpe y porrazo: plazas llenas de gente eufórica con camisas y banderas rojas.

¡Ya está! – He pensado- La gente ha estallado por la subida de la luz, el gas, el “medicamentazo”, la reforma laboral y los recortes. ¡Llega la revolución y yo en casa tan tranquilo!

Sin perder un segundo he corrido a por mi bandera roja. Al volver a fijar mi mirada en la TV he visto algo chocante que me ha hecho dudar: el príncipe,  Rajoy y algún ministro celebrándolo. A partir de ahí he empezado a aterrizar en la realidad: las banderas eran monárquicas, las camisas rojas eran de la selección de futbol y el motivo de tal alboroto era la celebración de la Eurocopa.

Menudo fiasco. No es que esté en contra de que se celebren títulos deportivos, al contrario, me alegro mucho, sobretodo por la gente que gracias a ello ha podido sonreír en este valle de lágrimas. Pero por desgracia ahora toca la vuelta a la realidad: al paro, a la precariedad, a los desahucios, a recurrir a Cáritas… en fin, a luchar para salir de esta.

A ver si en la próxima manifestación somos al menos la mitad.

Marco Malenin

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s