Viejos ricos

Imagen de amotinadxs.blogspot.com.es/

Disparad con la esperanza 
de hacer huérfanos, viudas 
y madres sin hijos 
jóvenes pobres matan a 
jóvenes pobres mientras 
cuentan sus ganancias viejos ricos

“Ourense- Bosnia”, Los Suaves

Hoy ha aparecido en prensa que el despido seguirá siendo gratuito en los contratos de prueba hasta que la tasa de paro descienda del 15%. Al mismo tiempo me entero de que Florentino Pérez (Presidente de ACS y del Real Madrid) pagó a hacienda la cantidad de 49 €en 2009, (49,65 para ser más exactos). Sin palabras…

Hace unos pocos días la Audiencia Nacional archivó la denuncia contra 15 miembros de la familia Botín por presuntos delitos contra la Hacienda Pública y falsedad documental en el caso de las cuentas suizas del HSBC. Según el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda Gestha esto es un trato de favor. A pesar de la crisis, Emilio Botín (Banco Santander) predijo en la revista Fortune que su banco incrementaría un 50% sus ganancias en dos años. Esto en mi pueblo es mofarse.

Muchas veces me pregunto que habrá dentro de estas personas. A su edad, con 65 y 77 años respectivamente, siguen y seguirán multiplicando sus beneficios y sus bienes. Y yo me pregunto para qué, si sus hijos y nietos podrían vivir 20 vidas perfectamente con el botín acumulado (nunca mejor dicho). ¿Es que no tienen suficiente? ¿Son los faraones actuales?

También me pregunto si los viejos ricos podrán mirar la televisión cuando aparecen niños muriendo de hambre en Somalia o niños y niñas que son desahuciados de sus casas en Españistán. Posiblemente alivien su conciencia entregando la calderilla que llevan en el bolsillo a una ONG por caridad cristiana. Pero no, todo es fachada. En su interior todo es macabro. Un ESTUDIO vincula a 14 bancos españoles con fabricantes de armas prohibidas como bombas de racimo, bombas nucleares, minas antipersona, uranio empobrecido o armas químicas y biológicas.

Mientras ellos multiplican beneficios, nosotros nos vamos a la miseria; mientras ellos fabrican armamento (para ser utilizado) por miserables intereses, miles de personas inocentes morirán. Ellos seguirán viviendo.

MISERABLES

Grecia: ¿Reforma o Revolución?

“Ortodoxo, extremadamente disciplinado, antisistema, anticuado, un partido comunista…” Así describen al KKE (Partido Comunista Griego).

Si dijese que estos calificativos vienen de La Razón, Intereconomía o el País sería lo más normal del mundo. Pero no, provienen de alguna gente de “Izquierda”.

Los mismos acusan al KKE de evitar la unidad de la Izquierda. Y yo me pregunto:

  1. ¿Para qué?
  2. ¿En base a qué?
  3. ¿Socialdemocracia o Socialismo?
  4. ¿Reforma o Revolución?

A veces la más que necesaria búsqueda de Unidad acaba en coaliciones artificiales de distintos partidos con objetivos casi antagónicos. Eso no es Unidad.

No todos los políticos son iguales

Son las 8 de la mañana y acaba la jornada nocturna en la fábrica.

Llega a casa y lejos de descansar aguanta unas horas más para acabar de repartir junto a un camarada la propaganda para la asamblea pública de la tarde. A pesar del sueño le mantienen despierto las ganas de luchar por el futuro de sus hijos. Están privatizando la enseñanza y la sanidad. ¿Qué mundo les esperará dentro de unos años? Este será el tema a tratar a la asamblea.

Después cena rápido y vuelve a la fábrica. Hoy lo hará un poco más pronto de lo habitual: ha organizado una asamblea de trabajadores para informar de las medidas del gobierno.

Al acabar la jornada, pasará rápidamente por el ayuntamiento del que es concejal para convocar la asamblea de los jóvenes del pueblo, en la que se decidirá democráticamente el presupuesto. No todos los políticos son iguales.

Ley de vida

Toda una vida luchando por un futuro digno y estable. Tus padres han trabajado y se han sacrificado para que lo consiguieras, de la misma manera que tú lo harás algún día por tus hijos. Ley de vida.

Poco a poco se han ido encaminando las cosas hacia el destino que has ido eligiendo día a día. Siempre con mucho trabajo.

Llargues nits d’estudi,

dies plens de somnis.

Treballs maratonians,

vida amb humilitat.

Ahora, poco a poco desaparecen las condiciones que soportan esa realidad. ¿Qué mundo heredarán tus hijos? ¿Donde irán cuando estén enfermos? ¿Qué escuela les esperará y con qué precio lo hará?

D’aquesta manera,

dolor deu suposar

veure als pares comprovar

el món què t’espera.

Poca gente esperaba llegar a una situación como esta. Pocos valoraban lo que tenían pero ahora está llegando el momento de la conciencia de lo que hemos llegado a tener y de cómo se consiguió. Esta conciencia es el primer paso para que al menos recuperamos lo perdido, y sobre todo para decirles a los nuestros mayores que pueden estar orgullosos de que nunca perderemos la esperanza y lucharemos como ellos: ayer, ahora y mañana.

Tots els polítics no són iguals

Són les 8 del matí i acaba la jornada nocturna a la fàbrica.

Arriba a casa i lluny de descansar aguanta unes hores més per tal d’acabar de repartir junt amb un camarada la propaganda per a l’assemblea pública de la vesprada. A pesar de la son el mantenen despert les ganes de lluitar pel futur dels seus fills. Estan privatitzant l’ensenyament i la sanitat. Quin món els esperarà d’ací a uns anys? Aquest serà el tema a tractar a l’assemblea.

Després sopa ràpid i torna a la fàbrica. Avui un poc més prompte de l’habitual: ha organitzat una assemblea de treballadors per a informar de les mesures del govern.

En acabar la jornada, passarà ràpidament per l’ajuntament del que és regidor per tal de convocar l’assemblea dels joves del poble, en la que es decidirà democràticament el pressupost. No tots els polítics són iguals.

Llei de vida

Tota una vida lluitant per un futur digne i estable. Els teus pares han treballat i s’han sacrificat per a que ho aconseguires, de la mateixa manera que tu ho faràs algun dia pels teus fills. Llei de vida.

Poc a poc, s’han anat encaminant les coses cap al destí que has anat elegint dia a dia. Sempre amb molt de treball.

Llargues nits d’estudi,

dies plens de somnis.

Treballs maratonians,

vida amb humilitat.

Ara, poc a poc desapareixen les condicions que suporten eixa realitat. Quin món heretaran els teus fills? On aniran quan estiguen malalts? Quina escola els esperarà i amb quin preu ho farà?

D’aquesta manera,

dolor deu suposar

veure als pares comprovar

el món què t’espera.

Poca gent esperava arribar a una situació com aquesta. Pocs valoraven el que tenien però ara està arribant el torn de la consciència d’allò que hem arribat a tenir i com es va aconseguir. Aquesta consciència és el primer pas per a què al menys recuperem el què hem perdut, i sobretot per a dir-los als nostres majors que poden estar orgullosos de que mai perdrem l’esperança i lluitarem com ells: ahir, ara i demà.

“Autocrítica i crítica” d’Ovidi Montllor

Tancat a casa la major part del temps,
no sóc amant de llepar. No tinc déus,
ni pensament de trobar-me en tal cas.
Jo sóc qui sóc. Si vols veure’m, em veus.
El meu treball el demostre com puc.
I tant com puc, em done tot a ell.
Millor, pitjor… El judici ja és vostre.
I amb l’ofici, arribaré a ser vell.
Llavors veure’m quina retribució
em tocarà en tant que jubilat.
Si dic això, és perquè com he dit,
no sóc amant de llepar un sol dit.
Jo sé que vaig amb les meues cançons
saltant històries, saltant situacions.
Ara dic groc, i després passe al verd.
Sé que és difícil seguir-me l’explicat.
Per tant, per tots, em vaig a presentar:
Jo ací explique a la meua manera
uns fets, un temps, una estima, una idea.
Jo sóc l’artista. El cantant. El pallasso.
Per a uns pollet. Per a altres una fera.
Com bé veureu, no arribe a l’u setanta.
Si com he dit al bell començament
sóc dels qui resta a casa el major temps,
no és per boig, ni per sentir-me estrany.
És pel dubte. I dubte molt companys:
Quina és la porta que s’obre sense pany?
Quantes persones et reben sense engany?
Quants parlen d’ells dient que de tu parlen?
Quants m’estaran posant en dubte ara?
Doncs repeteixo: Jo parle del meu temps.
Estime el viure d’un cop ja, per a tothom.
Tinc un partit i una ideologia.
Dic el que dic sense cap covardia.
Però també sé el preu de tot això:
Mes tard o d’hora, m’arribarà sentència.
Car no interessa qui no llepa amb paciència.
M’aïllaran, dient que m’he aïllat.
Diran o diuen, que ja sóc acabat.
No pense pas donar-me per guanyat.
Mentrestant jo, no m’empasse la porga,
D’aquells qui creuen que tot està tan clar.
Respecte això amb tot el meu respecte.
Admire artistes, admire comediants.
Però jo sóc jo. I no em puc deslligar.
De mi mateix poc més puc explicar
Jo sóc l’artista, el cantant, el pallasso.
Sóc l’artista. El cantant. El pallasso!